IPEFC - Ejercicio Físico y Cáncer / CONSEJOS GENERALES

¿Cómo se entrena la fuerza?

Es fundamental elegir bien los ejercicios y organizar una dosis adecuada. Busca a profesionales que te enseñen a hacerlo
Imagen centro entrenamiento

Con cáncer elige bien los ejercicios de fuerza y su dosis, es decir la cantidad e intensidad de los mismos. Para ello es fundamental que el programa de ejercicio esté supervisado adecuadamente, de forma que se tengan en cuenta todas las posibles circunstancias: la enfermedad, el tratamiento y las particularidades de cada persona concreta.

El entrenamiento de fuerza es imprescindible para las personas que tienen o han tenido cáncer. Este tipo de ejercicio mejora la cantidad de músculo, la funcionalidad y el sistema inmune. Por ello, el entrenamiento de fuerza permite a las personas con cáncer tener más salud, más autonomía y vivir mejor. Visita estas otras entradas, si quieres conocer más sobre qué es la fuerza o sus posibles beneficios.

El entrenamiento de fuerza requiere el uso de resistencias externas (pesas, máquinas, gomas, etc.), aunque también se pueden llevar a cabo ejercicios con tu propio cuerpo, como sentadillas o flexiones. Sea como sea, es muy importante que sepas que es fundamental que lo hagas, independientemente de tu experiencia o del miedo que puedas tener tu, tus familiares o tu propio médico. Existe mucha desinformación respecto a este tipo de ejercicio y muchas veces las personas que mas nos quieren nos lo desaconsejan por un miedo irreal, que nada tiene que ver con la realidad y lo que dice la ciencia.

Para que el entrenamiento de fuerza consiga los objetivos propuestos, debemos alcanzar cierto nivel de estímulo. No sirve cualquier ejercicio, cualquier resistencia, ni el número de repeticiones que nos de la gana. Para conseguir los beneficios necesitas llevar a cabo una dosis de entrenamiento que tenga en cuenta la intensidad, la cantidad y el descanso oportuno. Si no es así, estarás perdiendo el tiempo y en muchos casos poniendo en riesgo tu salud.

Además de la dosis, es muy importante elegir bien los ejercicios. No todos son iguales en complejidad y no todos sirven para lo mismo. Un profesional dele ejercicio conoce perfectamente que grupos musculares se deben trabajar de una manera u otra y qué progresión de los mismos es la adecuada en función de tu nivel inicial, los objetivos planteados y todas tus posibles circunstancias.

Por lo tanto, con cáncer elige bien los ejercicios de fuerza y su dosis. Para ello es muy importante saber que:

  • Un programa de entrenamiento te ayudará a estar mejor, sin duda
  • Un buen programa de entrenamiento debe incluir ejercicio de fuerza, cardiovascular y para la mejora de la funcionalidad general
  • Para entrenar la fuerza adecuadamente hay que elegir bien los ejercicios, ya sea con resistencias externas o con el propio cuerpo
  • Para conseguir los beneficios hay que organizar bien la intensidad, cantidad y el descanso
  • No tengas miedo a entrenar la fuerza, infórmate y busca a los mejores profesionales que te enseñen como hacerlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más consejos e información

mujer con cáncer hace pilates

¿Hago pilates?

Muchas personas confunden el pilates con hacer ejercicio. No es lo mismo.